El origen de la ciudad

INFORMACIÓN GENERAL

HISTORIA

QUÉ VER

QUÉ HACER

CÓMO LLEGAR

TRANSPORTE

DÓNDE COMER

COMPRAS

El origen de la ciudad

Conoce la historia de Londres desde sus orígenes prehistóricos hasta la caída del Imperio Romano en Britania. Te contamos los datos más importantes sobre los orígenes de esta ciudad con miles de años de historia.

Desde la prehistoria hasta la caída del Imperio Romano

El Londres prehistórico

El descubrimiento de restos arqueológicos prehistóricos en el subsuelo de Londres indica que este territorio estuvo habitado hace miles de años.

En 1999 se encontraron a orillas del río Támesis restos de un puente cuya madera databa del 1500 a.C, así como los cimientos de una gran estructura de madera mucho más antigua, del 4.500 a.C aproximadamente.

Más recientemente, en el 2015, se hallaron los restos de una fábrica de herramientas en los túneles excavados en North Woolwichde. Las más de 150 piezas de piedra encontradas tienen una antigüedad de 9000 años, lo que prueba que los humanos volvieron al área del valle del Támesis después de la glaciación.

Fundación de Londres

En el siglo IV a.C los celtas llegaron por primera vez a Gran Bretaña y se asentaron a orillas del río Támesis. Por aquel entonces el río tenía el doble de anchura que en la actualidad y se cree que servía de separación entre las diferentes tribus.

En el siglo I a.C los romanos hicieron sus primeras incursiones en la zona y establecieron relaciones comerciales con los celtas. Años después, en el 43 d.C, volvieron con un ejército y fundaron el puerto de Londinium, la primera gran población localizada en el actual Londres.

El asentamiento se desarrolló rápidamente gracias al comercio. Sin embargo, su crecimiento se vio truncado muy pronto ya que, tan solo 17 años después, la tribu de los icenos, liderados por la reina Boudica, lo asaltaron y lo destruyeron. Los romanos habían invadido sus tierras y los icenos respondieron pagándoles con la misma moneda.

Crecimiento y auge

La ciudad fue reconstruida entre los años 80 y 90 d.C y un siglo más tarde se construyó una enorme muralla con torres a su alrededor. Por aquel entonces Londinium era ya una ciudad grandiosa y se había convertido en un importante centro comercial y económico. Poseía un anfiteatro, un foro romano, una gran basílica y un palacio para el gobernador.

A mediados del siglo III, Londinium tenía una población de 30.000 personas que formaban parte de diferentes culturas, religiones y etnias. En el año 312 el emperador Constantino se convirtió al cristianismo y esta pasó a ser la religión oficial del imperio romano y, por ende, de Londres.

Caída del Imperio

En el siglo IV el Imperio Romano en Britania comenzó a sufrir una gran decadencia debido a las numerosas invasiones sufridas por diferentes tribus como los escotos, los pictos y los sajones.

En un intento de contraatacar, los romanos pidieron ayuda al emperador Honorio, el cual rechazó su petición de auxilio. El gran imperio no tuvo más remedio que retirarse y abandonar Londinium que se convirtió en un paraje desolado y prácticamente despoblado.